El marketing y la comunicación han evolucionado. Hace años, la publicidad aspiraba a coger por la pechera a su público objetivo, sacudirlo y dejar una huella en él. Ahora esto no funciona. Los usuarios buscan su propia información y se apartan de las intromisiones. Por eso ha aparecido el marketing de contenidos. Por ello, hemos preparado esta guía básica de marketing de contenidos para principiantes. ¿La recorremos juntos?

Qué es el marketing de contenidos

Consiste en crear material relevante, de calidad y resolutivo en función de las expectativas, las necesidades y las motivaciones del público. ¿Para qué sirve? Para aumentar su interés por nuestro negocio, resolver sus problemas, aparecer cuando se nos necesita, crear comunidad… 

La publicidad invasiva ya no sirve. El enfoque ha cambiado: tenemos que adelantarnos generando contenido e información valiosos que, en un momento dado, nuestros potenciales clientes buscarán. De este modo, creamos relaciones y consolidamos vínculos de confianza.

No pienses que se trata de una técnica de ventas, en absoluto. A medio y largo plazo, tendremos más clientes, pero además estos serán más fieles y aumentarán nuestros ingresos comerciales. El marketing de contenidos sirve, sobre todo, para acercarnos al público con una imagen de fiabilidad, dominio y experiencia. Para darnos a conocer, despertar el interés y merecer confianza. Si cuando necesitas saber algo acudes siempre a la misma fuente, ¿no pensarás que es de gran valor y confiarás en ella para adquirir el servicio o el producto vinculado en cuanto de verdad lo necesites? De eso se trata.

En definitiva, el marketing de contenidos te aportará una imagen elevada, una corriente de simpatía, mayor fidelidad y un posicionamiento preferente en la mente de tus clientes, sean estos potenciales o reales.

Y ¿cuáles son las claves?

Si no tenemos nada que contar, estamos perdidos. Lo que tenemos que dar a conocer es que, como marca o como profesionales, somos especialistas en lo nuestro. Es importante, pero no lo principal: ¡tenemos que convertirnos en especialistas en nuestro público! Pensar, sentir y preguntarnos lo mismo que ellos. Ahí está la clave: en anticiparnos a sus demandas de contenido y, cuando se produzcan, voilá, siempre terminarán encontrándonos con la respuesta.

Por eso, un artículo de calidad es, sí o sí, atractivo e interesante para su público objetivo. Es, además, original (sin contenido copiado de otras fuentes), su ortografía es intachable, aporta soluciones, tiene una extensión proporcionada a las expectativas de sus lectores, incluye imágenes, se posiciona bien, anima a compartirlo, es veraz, riguroso, y sobre todo deja un buen sabor de boca a sus destinatarios.

Pero, ¿de qué podemos hablar?

La empatía es esencial. ¿Qué piensa, siente o necesita tu público? Pues ahí encontrarás tus contenidos, antes incluso de que él lo sepa. Para conseguirlo, puedes observar lo que hace la competencia, escuchar e investigar a los clientes y al mercado, inspirarte en otras fuentes —siempre con ideas propias, reinventando las ajenas—, explorar las tendencias, vigilar las redes sociales y tener las antenas desplegadas en todo momento. Las ideas están ahí afuera, esperando a que las pongas en práctica.

Si tienes dificultades en esta parte, no te preocupes: existen plataformas especializadas que pueden proporcionarte ideas y ayuda, como por ejemplo LowpostActive. Se trata de una plataforma en la que no será necesario aportar temas sobre los que quieres que se hable en tus contenidos, ya que ellos mismos te los propondrán, teniendo en cuenta tu actividad.

De igual manera, también puedes encontrar expertos redactores, creadores de contenido y colaboradores para crear esos contenidos tan valiosos para el futuro de tu marca. Por ejemplo, con la plataforma Lowpost, los resultados estarán asegurados.

El contenido es el rey… si sabes cómo

De la teoría a la práctica hay un trecho que tú puedes recorrer perfectamente. Al hablar de marketing de contenidos para principantes conviene tener claro que no se trata de una varita mágica que basta con agitar para obtener resultados. Sería, más bien, un gran tratado o libro de magia con grandes posibilidades que debemos aprender a aprovechar. 

La experiencia y, sobre todo, el feedback son fundamentales. ¿Qué resultados está ofreciendo el contenido que compartimos? Ahí está la clave: en aprender de lo que pasa. La gran ventaja es que contaremos con gran cantidad de datos e indicadores: visitas al artículo, las veces que algo es compartido, comentarios recibidos, repercusión online, etc. ¡Decidir es mucho más sencillo si tienes información sobre la realidad en la que apoyarte!

Publica con frecuencia, pero sin demencia

¿Qué frecuencia de publicación debemos aplicar? La que tu público pide. No te hemos ayudado mucho, ¿verdad? Aprenderás a saberlo en cuanto empieces a publicar contenido y a recibir respuestas al respecto. Ahora bien, debemos administrar ese contenido de manera que no saturemos a nuestros destinatarios y, por otra parte, con la suficiente continuidad para tener una presencia permanente en ellos.

Cuanto más contenido publiquemos, más posibilidades tenemos de ser vistos. Lo bueno es que este contenido tiene un efecto acumulativo: la información siempre estará disponible en Internet.

No te obsesiones: publicar todos los días es una locura. Salvo circunstancias muy concretas derivadas de tu estrategia y de tu público, entre 3 o 4 contenidos mensuales es una buena pauta. No es una referencia rígida: las condiciones pueden recomendar publicar dos artículos seguidos o, en ciertas épocas, espaciarlos más. Estos periodos varían también según las circunstancias de tu marca: agosto puede ser un mes de transición para una empresa de soldadura, pero será determinante si vendemos ropa de baño, helados o queremos captar abonados para un equipo de fútbol.

Lo que necesitas sí o sí

Calidad: ahí está tu reino. El contenido es el rey cuando tiene calidad. Y, para ello, además de ofrecer información valiosa, útil, ágil, adecuada, comprensible y divertida, debe reafirmarnos como marca. Necesitas un tono homogéneo. Un estilo atractivo y reconocible que permita reconocer tu impronta desde el primer párrafo. Como en la vida misma, vamos. Es lo que genera simpatía, tranquilidad y confianza. Y eso es lo que buscamos.

Además, debes administrar tus recursos adecuadamente. Las redes sociales y el marketing de contenido se alimentan entre sí. Las primeras se pueden convertir en dinamizadoras de tus contenidos y llegar a muchos más destinatarios. Del mismo modo, tu contenido da entidad, interés y solvencia a tus canales sociales. Combínalos y aplica una estrategia global.

Contar con un calendario editorial es, además, fundamental. Sobre todo, cuando tu política de marketing de contenidos se va consolidando y crece en ambición, cantidad y excelencia. No improvises: el día a día ya nos exige hacerlo con demasiada frecuencia. Decide y sé soberano de estas comunicaciones. Define cuándo vas a publicar, qué contenidos en concreto y para qué. Y hazlo teniendo muy presente qué y cuándo lo necesita tu público objetivo.

¿Sabes qué es el SEO?

No te asustes si te suena a chino. Vamos a introducirte en este apartado importantísimo para tu estrategia de marketing de contenido. Es muy fácil: cuando buscamos información en Internet acudimos a los buscadores, sobre todo a Google. Escribes una palabra clave (con uno o varios términos) sobre lo que te interesa y te aparecen tropecientos artículos. Ya solo debes elegir. Lo cierto es que, casi siempre y casi todos, optamos por los contenidos que aparecen en las primeras posiciones.

Es decir, necesitamos aparecer en esos lugares preferentes. Y ahí está la lucha, porque todos queremos lo mismo. Que cuando alguien teclee una palabra clave relacionada con nuestro artículo, nos encuentre a nosotros entre los primeros.

A través del SEO podemos estudiar qué palabras clave son las más frecuentemente utilizadas en sus búsquedas por nuestro público. Y si somos capaces de incluirlas adecuadamente y potenciarlas en un contenido de calidad que sea atractivo, también tendremos opciones de lograrlo para el buscador utilizado.

En este sentido, la localización de la palabra clave (también llamada keyword) en determinadas zonas (el título, algún epígrafe, el primer y el último párrafo, por ejemplo), su repetición en una densidad determinada, la inserción de enlaces a páginas de calidad, la presencia de párrafos breves, la inclusión de imágenes o vídeos, etcétera, convierten ese contenido en más apetitoso para los buscadores. Por ello, debes trabajar muchísimo en esta dirección para mejorar el posicionamiento SEO.

Pinceladas finales sobre marketing de contenidos para principiantes

Vamos a terminar este recorrido con una recomendación, un recordatorio y una advertencia múltiple. Nuestra recomendación es que aprendas de los mejores: fíjate en los casos de éxito de este ámbito y extrae tus propias conclusiones. Entre otros, explora cómo trabajó Adidas su marketing de contenidos al lanzar la gama MiCoach, Bruguer al presentar su aplicación para móviles Visualizer o de qué manera Louis Vuitton, siempre asociada al lujo, aumentó su impacto público a través de unas guías de viaje cool sobre 25 ciudades del mundo. Estas y otras muchas experiencias te pueden inspirar buenas ideas o estrategias.

Te recordamos, además, que todo artículo de calidad se redacta pensando en sus destinatarios. Es original, auténtico, fiable, riguroso, ameno, adecuado y único. Mantiene un tono homogéneo y resulta, ante todo y, sobre todo, muy valioso. Al terminarlo, el lector debe pensar: ¡qué bien que lo he leído!

Por último, evita los errores capitales del marketing de contenidos: escribir sin dominar el tema, carecer de una agenda de contenidos planificada, copiar, olvidar el SEO, pasar de tu público y escribir lo que a ti más te conviene, primar la cantidad frente a la calidad y no medir los resultados. Todo estos son fallos a erradicar en todo caso.

Gracias a esta guía de marketing de contenidos para principiantes, estás en condiciones de aprovechar nuevas oportunidades para tu marca. ¡Está en tus manos lograrlo!

2 Comments

Deja un comentario

Wow look at this!

This is an optional, highly
customizable off canvas area.

About Salient

The Castle
Unit 345
2500 Castle Dr
Manhattan, NY

T: +216 (0)40 3629 4753
E: hello@themenectar.com